Desde CAME ya hablan de un nuevo industricidio

Alberto Kahale: “Esperamos que el gobierno se dé cuenta de que tiene que cambiar”
El integrante de CAME explicó que la situación es consecuencia del enfriamiento de la economía y advirtió que lucharán para evitar un nuevo industricidio.

En declaraciones a La Mecha, por Radio Provincia AM1270, informó que el Índice de Producción Industrial Pyme registró en enero una caída en promedio de 30%, y aseguró que el derrumbe “está provocado por el gran enfriamiento de la economía desde diciembre para acá”.

En tal sentido, el vicepresidente primero de la CAME agregó que “el comercio minorista perdió un 27,8% en diciembre, que es el mes que más se vende” y que en ese período “la industria había bajado un 3% y ahora se fue a un 30%”, cuestiones que son consecuencia de que “no se consume”.

Para Kahale “es muy preocupante que la industria produzca un 30% menos en un mes porque no es como un comercio que compra y vende un producto elaborado”. Por lo tanto, estimó que “seguramente se cerrarán pymes porque a la industria le cuesta muchísimo mantener su planta productiva”. Seguido, interrogó: «De dónde van a sacar para sostenerla cuando cae la producción y tenés un aumento del 400% en electricidad, incrementos en ingresos brutos, en servicios”. A su vez, adelantó que “en comercio va a suceder lo mismo”.

El entrevistado sostuvo que “a finales de los 90 sucedió un genocidio industrial cuando se abrieron las importaciones y cerraron las fábricas”. En ese período “los grandes formadores de precios abrieron una oficina y traían todo de afuera, lo que generó una gran desocupación”. De todos modos, enfatizó que “vamos a luchar para que esto no pase”, por cuanto “necesitamos que la industria quede viva en el país porque las pequeñas y medianas son las que van a sacar adelante a la Argentina de esta difícil situación”.
Kahale advirtió que para no despedir empleados, “en enero las pymes dieron vacaciones porque no quieren echar. Echan las que cierran porque no les queda otra pero el obrero es el que nos ayuda a crear riqueza y, además, necesitás mano de obra calificada y lleva años preparar a un obrero”.

En ese marco, planteó que “esperamos que el gobierno se dé cuenta de que tiene que cambiar porque no puede haber apriete por todos lados. Eso repercute no solo en la industria sino en toda la actividad económica y, sobre todo, en el ciudadano común que con un sueldo de $600 mil pague un alquiler y se pueda comprar un pulover o un jean para ir a trabajar”.

Por último, informó que como representante de la FEBA participará esta mañana de la convocatoria del Gobernador en Casa de Gobierno para “tratar la situación crítica en el comercio minorista de la Provincia”.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Más del autor