Agresión de un menor a una docente: “Las conductas se aprenden en algún lado”

Sobre la agresión de un menor a una docente – primaria N25: “Son cosas que ya vienen pasando, nos vienen alertando, son hechos de violencia que la cotidianidad nos lleva a naturalizar y no debería ser así”, dijo Vanesa Troncoso, psicóloga, en #De1raConMeneghini.


“Estamos naturalizando ciertas conductas con las cuales no nacemos como la violencia”

“Las conductas se aprenden en algún lado, es muy importante pensarnos como sociedad qué nos viene pasando”, destacó con respecto al a terrible situación ocurrida hace pocos días en nuestra ciudad.

“Muchas veces nos hemos olvidado que los límites también son elementos de cuidados”

“Acá ya se veía una manifestación violencia, porque no solo se trata de algo físico” y agregó: “Desde comisaria están acompañando a la docente”.

“También hay que cuidar a ese menor, ese chico también está en un contexto familiar, hay que ver cómo se acompaña su crianza”, acotó Troncoso.

“El menor tiene que saber que su accionar trae consecuencias pero que no sólo caiga en la criminalización”, finalizó.

El caso

Este miércoles, Ana María Lencina, profesora de la Escuela Primaria N° 25 «Gral. Juan Gregorio Lemos», sufrió una fractura en el maxilar y una afectación en el tabique por el ataque de un alumno durante el dictado de clases.

En diálogo con el medio La Brújula 24, Lencina describió qué fue lo que ocasionó la posterior agresión: «Le pedí que se sacara la capucha, ya que en la escuela hay reglas que cumplir. Se paró arriba del banco y me pegó una piña».

Pese a que la docente destacó que es un alumno conflictivo por diversas cuestiones familiares y que ya había tenido inconvenientes, nunca esperó este accionar: «Siempre me insultaba, pero nunca imaginé que me fuera a pegar. Es una pena que tengamos que llegar a esto».

«Estoy haciendo todos los estudios, en este momento estoy con mucho dolor. Me hicieron tomografías para ver cómo continúa», contó acerca de su estado de salud.

La docente también reflexionó sobre este momento crítico que se atraviesa en las escuelas: «La violencia escolar crece porque cada vez tenemos menos herramientas para tomar alguna medida».

Por otra parte, Lencina aclaró que este episodio no le quita las ganas de seguir con su trabajo: «Este es un caso. El resto de mis alumnos no es así. Tengo excelentes alumnos, siempre me ha ido muy bien en las escuelas y además es una escuela donde todos trabajamos a la par. Todas las docentes tenemos algún alumno de estas características, pero nunca pensamos que íbamos a llegar a tanto. Siempre se piensa que, con el diálogo, se puede solucionar. Es una hermosa escuela donde se trabaja bien, donde todos los docentes ponen el hombro».

La Comisaría 7ma de Bahía Blanca abrió una investigación de oficio y la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N°1 de menores interviene en el caso.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Más del autor