Ley Bases: privatizaciones y reforma laboral, los puntos claves

Después de intensas negociaciones entre el oficialismo y los bloques opositores más dialoguistas, la Cámara de Diputados dio quórum para tratar la Ley Bases y Puntos de Partida en su versión revisada y acotada.

Tras el rechazo inicial que recibió el proyecto, en esta ocasión el Ejecutivo llegó a acuerdos en los artículos más polémicos de la reforma laboral, incluso con el sindicalismo.

La versión recortada de la «ley ómnibus» se debatirá junto con el paquete fiscal, pero se votarán por separado. El paquete de leyes contiene 200 artículos y un anexo. En la sesión maratónica de aproximadamente 30 horas, se votará por capítulos.

En el debate de la Ley Bases, las privatizaciones son uno de los temas más sensibles. Del listado original de 41 empresas, solo quedaron en pie 11. La Aerolíneas Argentinas, Energía Argentina, Radio y Televisión Argentina y Intercargo serán completamente privatizadas. Por otro lado, Agua y Saneamientos Argentinos, Correo Oficial, Belgrano Cargas y Logística, Sociedad Operadora Ferroviaria y Corredores Viales podrían ser concesionados. Por último, Nucleoeléctrica y Yacimientos Carboníferos Río Turbio contarán con regímenes especiales.

Reforma laboral

En esta nueva vuelta, el oficialismo negoció fuertemente con la CGT y tuvo que bajar de 60 a 15 artículos. Entre otras cosas, se quitaron las penas de prisión por bloqueos a establecimientos y la consideración como “justa causa” para el despido. El Gobierno también desistió en avanzar contra los sindiscatos a través de una reforma que proponía la UCR para eliminar las “cuotas solidarias” que se les descuentan a los trabajadores a través de los convenios colectivos. El radicalismo pedirá en la sesión votar ese agregado, pero no tendría mayoría.

Período de prueba: Se plantea extender este tiempo de 3 a 6 meses para empresas de más de 100 trabajadores; de 8 meses para PyMES de 6 a 99 trabajadores; y de un año para minipymes de hasta 5 trabajadores.

Eliminación de indemnizaciones por trabajo no registrado.
Eliminación de indemnización especial por falta de pago oportuno de indemnizaciones.
Disminución de indemnización por registro parcial de la jornada de trabajo.
Procedimiento de integración de aportes al SUSS en casos con sentencia firme.
Incorporación de agravante indemnizatorio por despido discriminatorio.
Nuevos plazos del período de prueba según el tipo de empleador.
Reemplazo optativo de sistema indemnizatorio actual por sistema de Fondo de Cese Nacional.
Se incorpora la figura del trabajador autónomo con dependientes no alcanzados por la LCT.
Ganancias e Ingresos Brutos

El gobierno busca volver a cobrar este impuesto, a pesar de haber dicho que no lo haría. La normativa pone en revisión el impuesto en la cuarta categoría, cuyo mínimo no imponible estaría en $1.800.000 para trabajadores solteros y $2.200.000 para casados con hijos.

Como contrapartida, el Gobierno pretende una baja de Bienes Personales a lo largo de los próximos años. Es decir, sobre el tributo que se paga sobre los bienes situados en el país y, según el caso, en el exterior.

Nuevo blanqueo

El nuevo blanqueo permitiría a los contribuyentes regularizar los activos ocultos y no declarados, para lo cual se considerará la fecha del 31 de diciembre de 2023.

La ley bases plantea un blanqueo por activos de hasta USD 100.000. Sobre este total, no se aplicará ninguna alícuota.

En el blanqueo se aplicará un impuesto especial, que dependerá del momento de la adhesión. En la etapa 1 (hasta el 30 de septiembre de 2024) será de 5%; en la etapa 2 (hasta el 31 de diciembre de 2024), de 10%, y en la etapa 3 (hasta el 30 de abril de 2025). de 15%. En todos los casos, se aplicará sobre el excedente de US$100.000.

Nuevo régimen de inversiones

El Gobierno busca avanzar con nuevos beneficios fiscales, aduaneros y cambiarios para proyectos de inversión que superen los USD 200 millones.

La normativa contempla una serie de beneficios impositivos como amortizaciones del impuesto a las Ganancias sobre bienes muebles fabricados o importados, destinados al proyecto.

Empleo público

La ley Bases profundiza el achique del Estado que viene llevando a cabo la política de Javier Milei. De aprobarse la nueva normativa, continuará habiendo despidos en el sector público y a los empleados que participen de huelgas, se le descontará el proporcional por las horas no trabajadas.

Aquellos funcionarios de organismos que sean eliminados, serán pasados a disponibilidad hasta por un año y si no consiguen otro puesto, terminarán siendo despedidos.

Fuente: .noticiasnet



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Más del autor