15 años de prisión para el represor Adolfo Donda Tigel por la sustracción, retención y ocultamiento de su sobrina

Después de concederle las últimas palabras al acusado, el ex marino Adolfo Donda Tigel, el Tribunal Oral Federal (TOF) Nº 6 de CABA se tomó un cuarto intermedio y, una hora más tarde, dio el veredicto: condenó a 15 años de prisión por la sustracción, retención y ocultamiento de su sobrina, Victoria Donda Pérez.

Se trata de la pena máxima que había solicitado tanto la querella de Abuelas de Plaza de Mayo, a cargo de Emanuel Lovelli y Carolina Villella, como la Unidad Especializada para Casos de Apropiación de Niños y Niñas durante el Terrorismo de Estado de la fiscalía general, representada por Pablo Parenti, y el auxiliar fiscal de la misma dependencia, Iván Polaco.

El tribunal halló a Adolfo Donda como “partícipe necesario” de los tres delitos según las pruebas aportadas por diversos testigos desde el inicio del proceso noviembre de 2022. Victoria Donda Pérez nació en el centro clandestino de detención ESMA, durante el cautiverio de su madre María Hilda Pérez en ese centro clandestino, así como el de su padre, José Laureano Donda. Ambos se encuentran
desaparecidos al día de hoy.

Adolfo Donda Tigel se desempeñó durante años en el Grupo de Tareas 3.3.2 de la ESMA y allí actuó conjuntamente con otros miembros de la Armada en secuestros, en aplicación de tormentos y en la sustracción de los bienes de las personas ilegítimamente privadas de la libertad, entre otros delitos, hechos por los cuales recibió penas de prisión perpetua en 2011 y en 2017 en las denominadas causas
1270 y ESMA Unificada, respectivamente.

“No estoy contenta. Estoy satisfecha de haber terminado una etapa con esta condena. Siento que la herida empieza a cicatrizar porque aunque nos quieran borrar la memoria para llevar adelante los planes que tienen para esta patria, no van a poder”, sostuvo Victoria Donda tras la condena.

Los jueces Ricardo Basílico, María Gabriela López Iñiguez y Daniel Horacio Obligado remarcaron a la hora de dar su veredicto el plan sistemático como marco en el cual se dio el delito, e hicieron una mención inédita sobre la violencia hacia las mujeres y el parto deshumanizado, citando entre otras la Convención de Belém do Pará, un tratado de derecho interamericano para prevenir, sancionar y erradicar la
violencia contra la mujer.

El fiscal general de la Unidad Especializada, Pablo Parenti, resaltó este aspecto: “Es clara la violencia hacia la mujer, secuestrada, embarazada y obligada a tener a su hija en condiciones inhumanas, con incertidumbre sobre el futuro de su hija y de su propia vida. Hay que esperar los fundamentos pero el Tribunal ya lo reflejó hoy en el veredicto de una manera muy clara”. Según Parenti, esta perspectiva es la
primera vez que se aplica dicha perspectiva en una sentencia por apropiación.

La peña se unifica con las penas de prisión perpetua que Adolfo Donda recibió en 2011 y en 2017 en las denominadas causas 1270 y ESMA Unificada, respectivamente.

Los fundamentos se conocerán el próximo 6 de mayo a las 19 horas, finalizó el comunicado.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Más del autor