Turismo en la Costa: Subió la estadía de “Tinchos” y bajó la de los populares

El ministro de Producción de la Provincia Augusto Costa mostró los datos de los relevamientos que la secretaría de Turismo realizó durante la primera quincena del mes de enero.

En ese marco, Costa aseguró que “se desplomó el turismo de familia” y señaló que una regresión en el gasto de los turistas, es decir, en el consumo.

Asimismo, destacó que “en una temporada, como decía el Intendente, tiene sus particularidades y difiere sustancialmente en otras gradas, donde desde que le tocó asumir a Axel en 2019, y con el paréntesis de la pandemia, veníamos batiendo récords de turismo año tras año en la provincia, superando los indicadores, mejorando el impacto de una actividad que es central para la provincia en las localidades que reciben a los diferentes turistas, y hoy estamos con una situación contradictoria que merece ser explicada”.

También dijo el ministro bonaerense que “nosotros tenemos ya cerrados los números de la primera quincena de enero respecto al turismo en la provincia de Buenos Aires, y del primero al 14 de enero recibimos en los distintos puntos de la provincia, no solo en las costas atlánticas sino en las sierras, en los lagos, en las lagunas, en el delta más de tres millones de visitantes, entre turistas que pernoctan, es decir, que se quedan a dormir, y excursionistas que van de visita algún día a los diferentes municipios, lo que nos vuelve a convertir en la principal provincia receptora de turismo de la Argentina, y si uno mira los números, estamos hablando de un 7,3% más visitantes que el año pasado”.

En tanto, remarcó que “en el acumulado de temporada tenemos alrededor de 8 millones y medio de visitantes en el acumulado del 1 de diciembre hasta ahora, y eso es equivalente a un 3% más que en la temporada anterior. Estos números que parecen mostrar un turismo que está dinámico, que está creciendo en realidad, hay que analizarlos un poquito más en detalle, porque en primer lugar, respecto al anterior, tenemos una situación que no lo hace 100% comparable, que son los fines de semana largos que tuvimos para Navidad y para Año Nuevo, que generó un movimiento turístico superior al del año anterior, donde no habíamos tenido estas particularidades”.

No obstante, sostuvo el funcionario provincial que “lo que sí es importante tener en cuenta es que este crecimiento viene de la mano de un cambio en el perfil y en el patrón turístico en la provincia de Buenos Aires, porque estamos hablando de un movimiento heterogéneo de turistas donde se concentra particularmente, o se sostiene, en los niveles de altos ingresos y en los municipios y localidades que se especializan en servicios de alta gama turística, y estamos viendo una caída importante en el turismo masivo popular, y esto es una particularidad de esta temporada, y tiene que ver con la incertidumbre que prevalece en el contexto económico respecto al impacto de las medidas que está tomando el Gobierno Nacional, y que se ve en esta situación dual del turismo, fragmentada, con una dinámica que a diferencia de los años anteriores no era que todo crecía y todo tenía un comportamiento ascendente, sino que acá es heterogéneo según la localidad, y este turismo de este año, con estas particularidades, se ve una caída muy fuerte en lo que es el alojamiento hotelero, es decir, lo que son alojamientos y hoteleros vienen recibiendo a turistas, pero el sector tradicional de los hoteles, y particularmente, como nos comentaban hoy, de una, dos, tres estrellas, que es el que recibe al turismo popular, está mostrando niveles de ocupación muy bajos”.

En esa línea, Costa detalló los números de varios distritos y señaló que “en Mar del Plata, este año la ocupación hotelera es del 72,1% en la primera quincena de enero, cuando el año pasado había sido del 82,5%, es decir, se perdieron 10 puntos de ocupación hotelera. En San Bernardo, un destino característico del Partido de la Costa, estamos en 58% de ocupación, una cifra bajísima contra el 88,5% el año pasado, es decir, se perdieron 30 puntos de ocupación hotelera. Pinamar, en Cariló, que es un destino que recibe a turismo alta gama, también se perdió, pero solamente tres puntos bajando del 81%, o sea, pasando del 21% al 88% este año. Y Villa Gessel, que es un municipio donde se ve muy claro esto que estoy mencionando, de cómo los destinos que reciben a turistas mayores ingresos se sostienen o incluso crecen, como Mar de las Pampas, que el año pasado tuvo una ocupación del 97% y este año del 98%, o Mar Azul, 95% el año pasado, 97,5% este año, es decir, subió dos puntos y medio,

Por otra parte, Augusto Costa, ministro de Producción de la provincia, sinceró que “en la Cuenta DNI se pueden sostener consumos, pero comparado con el año anterior en la primera quincena hubo una caída del 30% en los consumos vinculados a la actividad turística gastronómica”.

Y finalizó: “Entonces, lo que para nosotros es una noticia que tenemos que atacar es que la provincia sigue recibiendo turistas, pero que es una temporada que va a ser difícil. Y que en todos los destinos estamos trabajando con los intendentes, con el sector privado, para encontrar herramientas para garantizar que lo que sigue de la temporada pueda ser lo mejor posible”.

Fuente: https://provincianoticias.com.ar/



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Más del autor