Kicillof: “Estamos para pensar y organizar la militancia en esta etapa”, ante más de 35 mil personas en Florencio Varela

El gobernador fue el principal orador del plenario de la militancia, que tuvo lugar en Florencio Varela, el mandatario bonaerense.

Kicilloff es hoy el principal opositor a Milei y por eso también el destinatario de la mayor cantidad de críticas del Presidente. Incluso no estaba invitado al tan mentado pacto con los gobernadores.

La Patria no se vende. Es un rechazo a los intereses que representa el gobierno de Milei, a los valores que expresan y la intolerancia del Presidente”, aseguró el mandatario al inicio de su discurso. Y agregó: “Venimos a decir que no pasarán por encima de los derechos de la provincia de Buenos Aires”

“Estamos para pensar y organizar la militancia en esta etapa”, aseguró el Gobernador ante más de 35 mil personas en Florencio Varela. Y añadió: “Reconocimos la legitimidad de Milei, que ganó las elecciones. Pero como bien dijo Cristina, está la legitimidad de origen y la de gestión”.

En la misma línea, Kicillof manifestó: “Respetamos esa legitimidad, pero con la misma fuerza decimos que en la provincia ganamos las PASO, las generales y el balotaje”. Y redobló la apuesta: “Desde acá, desde Varela, le decimos al Presidente que respete la legitimidad y el mandato de este gobierno provincial y cada uno de los intendentes y gobernadores”.

Asimismo, el mandatario advirtió: “Si continúan con las medidas contra el pueblo se profundizará el plan de lucha”. Y agregó: “Se decidió en este plenario continuar con la lucha hasta que se derrumbe la ley Bases. Nos vamos a manifestar el día de la votación”.

Sobre el Pacto de Mayo, Kicillof aseguró que “pretenden que firmemos la plataforma de Milei y no estamos de acuerdo con esas ideas. Nunca conversaron ni escucharon y ahora quieren que vayamos”. Y sentenció: “Por qué no convocan el 4 de julio. No es pacto ni es de mayo”

La estrategia del gobernador bonaerense

Desde las filas del gobernador bonaerense señalan que lo de este sábado es el corolario de una serie de hechos que comenzaron meses atrás. “Arrancamos en diciembre con reuniones multisectoriales, protagonizadas por sectores que la estaban pasando mal con el gobierno de Milei”, explicaron, al tiempo que hicieron hincapié en que “le pedían a Axel que se hagan esos encuentros. Lo de mañana es la conclusión de esto”.

Es un plenario y no de campaña. Es oponerse a Milei”, remarcan casi como un mantra. El mensaje que buscan dar es otro, el foco está en la gestión. Al margen de ocupar cierto lugar de centralidad opositora, no hay espacio para pensar más allá de los conflictos diarios de la administración bonaerense. Además, en gran parte, el futuro político de Kicillof depende de sus logros -o fracasos- al frente de PBA.

La interna es del otro

La interna es una pérdida de tiempo. Sabemos que hay compañeros disgustados, pero nunca va a salir de Axel algo de ese tipo”, apuntaron a este medio. “La necesidad de la gente nos pone en otro plano”, indicaron desde las filas del gobierno provincial “pese a entender las diferencias de los compañeros”.

“El principal desafío de Kicillof es administrar la provincia más grande y populosa del país, no hay tiempo para meterse en peleas y discusiones”, aseguraron. Y de algún modo, desde el sector en puja con el Gobernador, La Cámpora, intentan bajar el mismo mensaje.

“Yo los veo a todos al lado del Gobernador. Se han inventado historias, pero la realidad marca otro paso”, manifestó días atrás el diputado nacional y presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchner. Y agregó: “Hay debates y discusiones sí, pero hay en todos lados. Es como si me dijeran que cada vez que discuto con Cristina estoy peleado”.

Un lugar y un rol de época

En paralelo a la confrontación con el Presidente y las pujas internas, Kicillof entabla vínculos con los gobernadores. Este viernes estuvo con su par santafesino, Maximiliano Pullaro, donde ambos ratificaron la voluntad de generar un espacio de trabajo, luego de que el bonaerense llevara patrulleros en comodato. Días antes había hecho lo propio en Chubut, donde envió ambulancias a Nacho Torres. El dato: ambos son gobernadores de Juntos por el Cambio ysi bien abiertos al diálogo con Milei, no son considerados aliados.

Y otro guiño al kirchnerismo duro: “El discurso de Cristina de Quilmes fue en sintonía con lo que plantea Axel”. Y sentenciaron: “Dentro del espacio todo. Hay libertad para plantear cosas, pero no lo van a encontrar en la interna”.

Fla y TN.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Más del autor